Tipos de Celulitis

Existen 3 tipos diferentes de celulitis:

  • Celulitis dura
  • Celulitis blanda
  • Celulitis edematosa

CELULITIS DURA

La celulitis dura aparece con mayor frecuencia en mujeres jóvenes, durante la adolescencia. La celulitis dura se identifica porque la piel se torna dura al tacto, es difícil de pellizcar e incluso al hacerlo puede provocar una sensación de dolor. Se localiza principalmente en la zona de los muslos y glúteos.

La celulitis dura tensa la epidermis al máximo (que queda a la vista como una masa compacta) y no se modifica según la posición que tenga la persona (si está acostada o de pie). El área afectada tiene poca cantidad de oxígeno y nutrición. Generalmente esta celulitis se da con mayor facilidad en mujeres jóvenes, deportistas o bailarinas.
La celulitis dura se identifica a simple vista por la aparición de hoyuelos en la piel. La epidermis se torna mucho más tensa y rugosa y es probable que aparezca conjuntamente con estrías.

La celulitis dura es el tipo más fácil de combatir, aunque si no se trata es probable que permanezca durante toda la vida.

CELULITIS BLANDA

A la vista, la celulitis blanda es mucho más antiestética que la celulitis dura y se puede reconocer enseguida a simple vista, ya que la piel de naranja es más notoria. El cuerpo toma una consistencia más gelatinosa y flácida que cambia de forma con el movimiento.
La celulitis blanda tiene más probabilidades de aparecer en mujeres mayores de 35 a?os o en personas que padecen de obesidad. Este tipo de celulitis se asocia con un estilo de vida sedentario. La celulitis blanda es mucho mas difícil de combatir que la celulitis dura y suele afectar otras partes del cuerpo (además de glúteos y piernas es probable que aparezca en abdomen, brazos y espalda). Puede considerarse como la evolución de una celulitis dura que no fue tratada.

CELULITIS EDEMATOSA

El último tipo de celulitis sería la celulitis edematosa que es la más grave de todas y la que es más importante tratar. En este tipo de celulitis, las zonas afectadas presentan, además de la piel de naranja, otro signo: la hinchazón, que generalmente se debe a la retención de líquidos.

En este tipo de celulitis es más probable que puedan aparecer hematomas con facilidad y puede ser muy dolorosa. Sin embargo estadísticamente es el tipo de celulitis que se padece con menor frecuencia.

CELULITIS LOCALIZADA

La celulitis también se puede clasificar por su localización, es decir, puede tratarse de celulitis localizada, que solo se presenta en un sector determinado del cuerpo. Este tipo es mucho más común que la celulitis generalizada, la cual afecta a todo el cuerpo y suele darse en personas que tienen un grado de sobrepeso muy importante.