Ultrasonidos y Celulitis

Una de las maneras de combatir la celulitis localizada es la técnica de ultrasonido estético. Se trata de un aparato que emite ondas ultrasónicas que se aplican directamente sobre el tejido conjuntivo y adiposo. Este procedimiento dilata los vasos sanguíneos y reactiva el metabolismo del tejido adiposo, lo que mejora notablemente la circulación sanguínea en las zonas tratadas. Esto permite liberar las toxinas y llevar correctamente el oxigeno necesario para disminuir el aspecto de la piel de naranja. Este tipo de tratamiento es muy efectivo para los casos de celulitis avanzados ya que logra destruir los adipositos, logrando que la zona pueda tener un aspecto más plano, disminuyendo las ondulaciones propias de la enfermedad.

La persona que se someta a sesiones de ultrasonido podrá sentir algo de calor en la zona tratada. Este tipo de procedimientos puede utilizarlo cualquier persona que padezca celulitis, con excepción de las pacientes embarazadas, epilépticas o que sufran de alguna cardiopatía. Además, no puede aplicarse sobre pieles que manifiesten heridas, cicatrices importantes o úlceras.

Comments are closed.